EMMYS 2014: Duelo de reyes

Por Alex Merino Aspiazu

El próximo lunes 25 de agosto se celebra la sexuagésimo sexta (también conocida como 66º) gala de los Emmys, los Oscar de la televisión. Con el número de serieadictos en constante crecimiento, la popularidad de estos premios ha subido como la espuma en los últimos años y cada vez es más la gente que se reúne ante el portátil para ver a sus héroes televisivos desfilar por el escenario y pasar un buen rato. Rectifico: un MUY buen rato. Porque los Emmys, al igual que sucede con la gala de los Tonys, cada año van superándose y están consiguiendo dejar atrás a los todopoderosos Oscars en cuanto a diversión y sentido del ritmo se refiere. Este año la labor de presentador le corresponde a Seth Meyers, un hombre que en opinión de un servidor (y con “un servidor” me refiero a todo aquel que le haya visto alguna vez en televisión salvo quizás, y sólo quizás, su madre) es un hombre amable, educado y más soso que Emilia Clarke sorbiendo sopa. Y ahora, en estos minutos de vida que me quedan antes de que los fans de Juego de Tronos se me echen encima, vamos con las nominaciones y nuestra particular (y ganadora) quiniela.

La batalla está servida en prácticamente todas las categorías, siendo el duelo más significativo de la noche el que enfrentará a Breaking Bad con True Detective. La serie de Vince Gilligan se despidió el año pasado con una última tanda de episodios magistrales entre los que se incluye ese prodigio que llevaba por título Ozymandias y que pasará a la historia como obra maestra, bien cultural y, si me apuran, Patrimonio de la Humanidad. Por otro lado, la serie de Nick Pizzolato ha sido la gran revelación de la temporada y la favorita de los críticos pese a la polémica decisión de la HBO de presentarla en la categoría de Serie Dramática en vez de la de Miniserie (como es el caso de otra serie antológica como American Horror Story). Si a estos dos gigantes les sumas otros como Mad Men, Juego de Tronos, Downton Abbey o House of Cards, lo que queda es una lista hace. Que la increíble cuarta temporada de Juego de Tronos no sea favorita dice mucho del nivel de la categoría. Ah, por cierto, leo por ahí que alguien ha dicho que True Detective es una serie donde las mujeres o son madres, o putas o están muertas. Amén.

En la categoría de comedia, la batalla no es menor. ¿Elegirán los votantes Orange is the new black, una de las sensaciones de la temporada, como mejor comedia? ¿Votarán con el piloto automático y Modern Family repetirá como triunfadora? ¿Puede ser el año en el que las excelentes Louie o Veep se coronen? ¿Merece la sitcom por excelencia de Estados Unidos, The big bang theory, llevarse el trofeo a casa? ¿Tendrá la novata Silicon Valley el tirón suficiente para trepar silenciosamente hasta el premio? Salvo la última pregunta, cuya respuesta es un casi rotundo “NO”, lo demás son incógnitas que hasta el lunes no podremos despejar.

Sin más dilación, aquí va nuestra quiniela, en la que expondremos quién ganará, quién podría ganar y quién debería ganar.

MEJOR SERIE DRAMA
Ganará: Breaking Bad
Podría: True Detective
Debería: Breaking Bad

Breaking Bad

Nadie duda de la excelencia de la serie de la HBO, pero Breaking Bad es la serie más importante de los últimos años, y su cierre bien merece una despedida por todo lo alto.

MEJOR SERIE COMEDIA
Ganará: Orange is the new black
Podría: Louie o Veep
Debería: Orange is the new black

Orange is the new black

Con Modern Family en horas bajas (aunque rindiendo a un envidiablemente excelente nivel en su quinta temporada), los votantes se debaten entre la amargura de Louie, la acidez de Veep y la frescura de Orange. Sin embargo, de entre todas ellas ha sido la última la que más se acerca al sentimiento de experiencia del año.

MEJOR MINISERIE
Ganará: Fargo
Podría: American Horror Story: Coven
Debería: Fargo

Fargo

Salvo lapsus mental colectivo entre los votantes, Fargo se hará con el premio a la Mejor Miniserie. Si True Detective se hubiera presentado en esta categoría, la competencia sería feroz, pero con los detectives jugando en otra liga, parece evidente que ganará la serie de Billy Bob Thornton. American Horror Story: Coven ha ofrecido un buenísimo nivel, pero el aquelarre se presenta insuficiente para robarle votos a la todopoderosa Fargo.

MEJOR TV MOVIE
Ganará: The normal heart
Podría: Sherlock: his last vow
Debería: The normal heart

The normal heart

Es complicado que Ryan Murphy no salga del teatro con el Emmy por The normal heart, un telefilm al que quizás lo único que puede reprochárselo es precisamente estar demasiado diseñado para alzarse con el premio. Sherlock es imprescindible, pero no se siente tan importante.

MEJOR ACTOR EN SERIE DRAMA
Ganará: Matthew McConaughey (True Detective)
Podría: Bryan Cranston (Breaking Bad)
Debería: Ex-aequo

Rust Cohle contra Walter White. Escoger siempre es duro, y aunque personalmente siempre me quedaré con la soberbia interpretación del señor Cranston, el Emmy de este año se lo llevará el enchufadísimo McConaughey.

MEJOR ACTRIZ EN SERIE DRAMA
Ganará: Robin Wright (House of Cards)
Podría: Julianna Margulies (The Good Wife)
Debería: Robin Wright (House of Cards)

Robin Wright

Con Claire Danes, ganadora en las últimas dos ediciones, fuera de combate más por culpa de la irregular temporada de Homeland que por su siempre convincente interpretación, el duelo se centra en Robin Wright y Julianna Margulies, aunque presumiblemente acabará imponiéndose la primera.

MEJOR SECUNDARIO EN SERIE DRAMA
Ganará: Aaron Paul (Breaking Bad)
Podría: Peter Dinklage (Juego de Tronos)
Debería: Aaron Paul (Breaking Bad)

Otro duelo de titanes. El juicio de Tyrion bien merece un Emmy, pero el mayor peso de Paul en su serie puede jugar a su favor. En cualquier caso, si el ganador está entre uno de los dos, el resultado será irreprochable.

MEJOR SECUNDARIA EN SERIE DRAMA
Ganará: Anna Gunn (Breaking Bad)
Podría: Maggie Smith (Downton Abbey)
Debería: Anna Gunn (Breaking Bad)

Anna Gunn ya ganó en 2013, y si se hace justicia, repetirá premio este año. Porque lo que hace con su Skyler es para levantarse de la butaca y aplaudir con las orejas. Al que opine lo contrario, sólo dos palabras: shut up!

MEJOR ACTOR EN SERIE COMEDIA
Ganará: Louis C.K. (Louie)
Podría: Jim Parsons (The Big Bang Theory)
Debería: William H. Macy (Shameless)

Ricky Gervais dijo, al enterarse de que había sido nominado por Derek, que tenía muchas ganas de acudir a la gala para ver ganar a Louis C.K. No se lo pondrá nada fácil Jim Parsons, el alma de Big Bang, aunque nuestras oraciones están con William H. Macy y su alcohólico, egocéntrico y maravilloso Frank Gallagher de Shameless.

MEJOR ACTRIZ EN SERIE COMEDIA
Ganará: Julia Louis Dreyfus (Veep)
Podría: Taylor Schilling (Orange is the new black)
Debería: Amy Poehler (Parks and Recreation)

Julia Louis Dreyfus es el ojito derecho de los votantes, a los que no parece que vaya a temblarles el pulso a la hora de entregarle el quinto Emmy de su carrera. Taylor Schilling tiene sus (muchas) opciones, aunque estar rodeada del impresionante reparto de Orange minimiza su esfuerzo. Por otro lado, Amy Poehler merece el premio no sólo por su fantástica interpretación como Leslie Knope, sino también en representación de todo el equipo de Parks and Recreation, tan injustamente ninguneado en los Emmys.

MEJOR SECUNDARIO EN SERIE COMEDIA
Ganará: Andre Braugher (Brooklyn Nine-Nine)
Podría: Jesse Tyler Ferguson (Modern Family)/ Adam Driver (Girls)
Debería: Jesse Tyler Ferguson (Modern Family)

Todas las quinielas dan a Andre Braugher como ganador, aunque no consigo explicarme por qué. No pude terminar la temporada de Brooklyn Nine-Nine por puro aburrimiento y el personaje de Braugher me caía particularmente gordo. Esperemos que Tyler Ferguson, la mitad más divertida del matrimonio Mitch-Cam, se sobreponga en las votaciones. Ojito con Tony Hale (Veep), el mejor asesor de la vicepresidenta Selina Meyer.

MEJOR SECUNDARIA EN SERIE COMEDIA
Ganará: Kate Mulgrew (Orange is the new black)
Podría: Allison Janney (Mom)
Debería: Julie Bowen (Modern Family)

La victoria de cualquier actriz de Orange is the new black será bienvenida, porque cada una de ellas es maravillosa y Mulgrew no lo es menos. Allison Janney entra fuerte en la lista con su papel en Mom, pero la serie puede parecer demasiado menor para estos premios. Si he optado por Bowen como aquella que debería hacerse por el premio es no tanto porque sea indiscutiblemente la mejor de su categoría, sino porque a estas alturas ha quedado claro que es la más constante y divertida de todo el reparto de Modern Family, que ya es decir.

MEJOR ACTOR EN MINISERIE O TELEFILM
Ganará: Billy Bob Thornton (Fargo)
Podría: Mark Ruffalo (The normal heart)
Debería: Billy Bob Thornton

El único obstáculo de Billy Bob Thornton en su camino al Emmy es Martin Freeman, también nominado por Fargo, con el que inevitablemente dividirá votos, propiciando una posible victoria de Mark Ruffalo. Sin embargo, los votantes, que no son nuevos en estos, suponemos que tendrán esto en cuenta y optarán por Thornton, el miembro más destacado del reparto.

MEJOR ACTRIZ EN MINISERIE O TELEFILM
Ganará: Cicely Tyson (The trip to Bountiful)
Podría: Jessica Lange (American Horror Story: Coven)
Debería: Cicely Tyson (The trip to Bountiful)

Tyson ya ganó el Tony por este mismo papel cuando lo interpretó sobre las tablas de Broadway. Tiene el personaje perfectamente cogido, medido hasta la última mirada, y aún así resulta perfectamente conmovedora. Jessica Lange ilumina la pantalla con su presencia y poderío, pero quizás en Coven su peso se ve reducido por el plantel de talentosas secundarias que la rodean.

MEJOR ACTOR SECUNDARIO EN MINISERIE O TELEFILM
Ganará: Matt Bomer (The normal heart)
Podría: Colin Hanks (Fargo)/Martin Freeman (Sherlock)
Debería: Matt Bomer (The normal heart)

Bomer sobresale por encima del resto del reparto de The normal heart gracias a su buena interpretación y a su transformación física, que todo el mundo sabe que en esto de los premios ayuda, y mucho. Colin Hanks (Fargo) y Martin Freeman (Sherlock) esperan en la retaguardia confiando en que Bomer divida votos con Jim Parsons, Joe Mantello y Alfred Molina, todos ellos nominados por The normal heart.

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA EN MINISERIE O TELEFILM
Ganará: Alison Tolman (Fargo)
Podría: Julia Roberts (The normal heart)
Debería: Frances Conroy (American Horror Story: Coven)

Alison Tolman tiene varios puntos a su favor: que su miniserie sea la favorita de la categoría y que su papel sea el más protagonista dentro de la lista de secundarias. Imposible descartar a Julia Roberts, que tiene un combo silla de ruedas + doctora salvavidas muy del gusto académico. Pero si alguien merece llevarse el premio a casa es Frances Conroy, una robaplanos magnífica a la que, además, deben compensar por su injusto ninguneo en su etapa de A dos metros bajo tierra.

Como diría Ana Pastor, estas son nuestras predicciones y vuestras son las… Esto… Bueno, que el lunes salimos de dudas.