10 series que, probablemente, aún no has visto… Pero deberías (Parte 2)

Por Alex Merino Aspiazu

Hace unas semanas, en la primera parte de este especial dedicado a esas series de las que has oído hablar pero a las que aún no te has dignado a hincar el diente, os hablaba de Broadchurch, The Fall, Louie, Les Revenants y The Spoils of Babylon. Hoy os traigo otro surtido, variado en géneros y nacionalidades, para aquellos seriéfilos a los que les cuesta adentrarse en otras historias televisivas fuera del triángulo mágico (The Wire, The Sopranos y Breaking Bad). Ánimo, todo un mundo os espera ahí fuera (y no me refiero a la calle, que también).

6. A dos metros bajo tierras (Six Feet Under), Alan Ball

A seis metros bajo tierra

Muchos os preguntaréis qué demonios hace todo un clásico (por derecho propio) de las series en una lista teóricamente dedicada a obras menos famosas. La razón es sencilla: si bien A dos metros es archiconocida y cuenta con una legión de fans a lo largo y ancho del mundo, hay quien se refiere a ella como “¿La de la funeraria? ¿Cinco temporadas? Quita, quita, qué depresión”. Sí, va de una funeraria. Y sí, son cinco temporadas. Pero desearías que fueran quince. Porque, amigos, pocas series se han sentido tan reales en los sentimientos retratados, en la deconstrucción de una familia americana media, pocas (o ninguna) han abordado la muerte con tanta sutileza, con tanta clase y, en ocasiones, con tanto humor. Y, desde luego, pocas cuentan con un final tan legendario, para muchos el mejor que ha dado la televisión.

¿Para quién es? Para amantes de la televisión bien escrita y bien interpretada. Y para los que opinan que una funeraria puede ser igual de fascinante que una isla mágica donde habitan osos polares.

 

7. Shameless (U.S.), Paul Abbott

Shameless

“¡Y dale, que esa ya la conocemos!”. Probablemente tú sí, que eres un serieadicto de los güenos, pero hay un montón de gente ahí fuera que no ha tenido el placer de disfrutar los Gallagher, esa familia que sobrevive (o más bien malvive) con lo mínimo, con un padre alcohólico, una madre bipolar, y una colección de hijos a cada cual más peculiar. No hay duda de que Shameless es una de las series más irreverentes de la actualidad, haciendo humor (y mucho drama) de temas como el alcoholismo, la homosexualidad, la pobreza extrema o el sexo entre menores. Una perlita que no te puedes perder. Y, desde aquí, nuestro voto para William H. Macy como mejor actor de comedia en los Emmys.

¿Para quién es? Para ti, que tienes el alma negra y lo sabes, que te ríes de las desgracias ajenas aunque nunca en público, que disfrutas de todo lo políticamente incorrecto, lo irremediablemente irreverente, que prefieres un toque de acidez a un empacho de dulzura.

 

8. Orphan BlackJohn Fawcett y Graeme Manson

Orphan Black

Viajamos a Canadá para encontrarnos esta serie sobre, que nadie se asuste, unas mujeres que resultan ser clones y deciden unir fuerzas para tratar de averiguar qué tipo de experimento científico, operación gubernamental o capricho genético se esconde detrás de su creación. Una serie sobre ciencia y fe, como lo era Perdidos, aunque de un modo muy diferente. Adictiva, apasionante y, sobre todo, impecablemente interpretada por Tatiana Maslany, que se hace ella solita la práctica totalidad de los personajes. Nuestro voto para ella en los Emmys… ah, no, que no está nominada. ¿En serio? ¿Hasta tal punto llega la canadafobia en los Estados Unidos?

¿Para quién es? Para los que buscan en una serie poco hueso que roer y mucha carne que morder. Y para los que busquen nueva actriz favorita porque Meryl Streep les tiene ya hasta el gorro.

9. Inside number 9Reece Shearsmith y Steve Pemberton

Inside number 9

Reino Unido también tiene hueco en esta lista, faltaría más. Podría hablar de series legendarias como Doctor Who, la aclamadísima Downton Abbey o recientes pequeñas joyas como The wrong mans (que deberíais apuntaros ahora mismo en la lista). ¿Por qué Inside number 9? Porque es una locura. Seis capítulos, independientes entre sí, que cuentan unas historias disparatadas, angustiosas y llenas de humor negro. Por ejemplo, el primer capítulo se desarrolla casi enteramente en el interior de un armario. En otro capítulo no se dice una sola palabra (aunque no es enteramente mudo, puesto que se pueden oír sonidos). Otro tiene como eje principal de la trama el último aliento de una celebridad, contenido en el interior de un globo, y la codicia de quienes le rodean y planean vender el globo a precio de oro. Otro es de vampiros (o algo así…). ¿Queréis saber más? No os la perdáis. Y preparaos para recoger vuestros sesos de la alfombra cuando terminéis.

¿Para quién es? Para los que no tiene miedo de las propuestas más extremas, alucinantes y alucinadas.

 

10. My Mad Fat Diary, Tom Bidwell

My Mad Fat Teenage Diary

Desde UK, esta vez una serie de corte juvenil, sucesora de las magníficas Skins y Misfits, llega la historia de una gorda loca. No lo digo yo, está en el título. Rae Earl es una adolescente conflictiva que deberá rehacer su vida cuando sale de la institución psiquiátrica en la que ha estado interna, teniendo para ello que luchar con una personalidad depresiva y un cuerpo orondo que le trae por la calle de la amargura. Es divertida, fresca y un retrato notablemente honesto de la adolescencia. Disfrutable especialmente para los jóvenes, aunque no necesariamente en exclusiva. Además, si te aburres siempre puedes desconectar en los diálogos y prestar atención a la brutal banda sonora.

¿Para quién es? Para los que son jóvenes, y para los que no lo son tanto pero aún sienten que una parte de ellos no ha madurado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s