Jugar con fuego

Escrito por Irene Naranjo

¿En qué quedan las relaciones cuando nunca existieron? A veces los sentimientos hacia las personas se confunden con miedos y rutina. ¿Es el amor un sentimiento pasional o un cariño estable y racional?

“… tan sereno como un saco de pólvora… tan frío como una caldera de vapor encendida…”

015

August Strindberg no abandona la frialdad sueca que alberga gran parte de su obra, aunque jugando con fuego intente alcanzar un toque más suave. Lo que para Strindberg podría considerarse comedia no es más que otro drama disfrazado con toques picarescos e irónicos.

024

Rebeca Mayorga se pone a la dirección en esta reflexión sobre la profundidad de las personas y el intento de enmascarar un egoísmo que va más allá de uno mismo. Todo ello en una obra teatral monopolizada por los diálogos y las miradas. A través de tres personajes protagonistas y otros tres paralelos, pero no por ello menos importantes. Beatriz Collado se encarga de interpretar a Kerstin, a la que el autor retrata bajo una mirada misógina como a una caprichosa y ociosa mujer que no hace más que buscar el perfecto bocado de la manzana. Casualmente las mujeres no tienen en su obra una buena visión. Y se las acusa de liantas a la par que se las menosprecia como meros objetos. Otras dos figuras femeninas aparecen de la mano de un actor, Jerónimo Salas, al que se puede ver cambiar de uno a otro personaje hasta contar tres. Es el responsable de situarnos perfectamente ante la figura de una madre, de un padre y de la joven estratega Adele. El resto de hombres del reparto corren a cargo de Jesús Villegas como Knut, un marido que va de moderno despreocupado exigiendo fidelidad mientras que salta de flor en flor, y Alex Alcaide en el papel de Axl, el amigo extraño, calmado y vividor.

Teatro-60

Aunque en algunos momentos falta un toque de la perfección británica interpretativa que introduce más movimiento y realidad a las acciones y no deja en soledad a los discursos,  la escena es capaz de transportarnos a las situaciones que se nos relatan. La ambientación y el decorado, junto con el vestuario, aciertan a situarnos en el contexto. Además de una luz que transporta del fuego más cálido al más helador.

Teatro-12

¿Que dónde puedes verla? En el teatro Lagrada, por esa zona off de dos callecitas llenas de teatros y escuelas que tanto va a estar en boca de todos de aquí a ya.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s