Knocking on the Wild West’s Door

Por Ana Garay

Knocking on Wild West's Door

Cuál no sería mi sorpresa –y consecuente decepción, lo reconozco-  al descubrir que uno de los temazos de todos los tiempos había sido creado exclusivamente para formar parte de la banda sonora de una peli de vaqueros. Pues sí, la celebérrima Knocking on Heaven’s Door  fue escrita por el no menos celebérrimo Bob Dylan en 1973 para el western Pat Garrett y Billy the Kid –by Sam Peckinpah. Yo, que había atribuido un sentido místico y profundo a esos versos que hablan de armas que ya no pueden ser disparadas y de frías nubes negras que bajan y te atrapan,  knock-knock-knocking on heaven’s door… Esa melancólica melodía que me había puesto los pelos de punta desde que quedara registrada en mi orejilla por vez primera… Venía a toparme con un asesino a sueldo que no se cobra a sus víctimas por razones del corazón o de veneno en las entrañas, sino por frío encargo del vil metal. Sea el que fuera el motivo de su fabricación, lo cierto es que se trata de un hito de la música contemporánea, una de las grandes creaciones de Dylan (de esas que hace años pasa total de tocar en sus conciertos) y una de las canciones más versionadas de todos los tiempos. De Guns’n’ Roses a Lana del Rey, pasando por The Animals y Avril Lavigne entre otros muchos, Knocking on Heaven’s Door  lleva escribiendo su propia historia –e ilustrando tantas otras- durante cuatro décadas.

patgarrett

¿La peli? Una del salvaje Oeste. Pero de esas tardías, poéticamente denominadas westerns crepusculares. Dirigida por un grande del género como Peckinpah, narra el desenlace de lo que un día fuera la amistad entre el ex bandolero y reconvertido Pat Garret y el archiconocido y mitificado hasta la saciedad Billy the Kid. Una sanguinolenta (o más bien ketchupolenta) versión de los hechos que no saca todo el partido que podría de sus dos personajes protagonistas. Dos compañeros de fechorías enfrentados en los años de la fiebre del oro, cada cual con una vida más inverosímil y cientos de leyendas a sus espaldas.

pat-garrett

El caso es que parece ser que a Dylan lo llamó un día el guionista del filme, un tal Wurlitzer, para pedirle que escribiese la banda sonora. A Bob le gustó la idea, y no contento con participar musicalmente, se le antojó también posicionarse ante la cámara. Sin embargo esto no emocionó ni al guionista ni al director (que no sabía siquiera quién carajos era ese Bob Dylan), pero al final se salió con la suya y consiguió el papel de Alias, mano derecha del mismísimo Kid. Colaboración reseñable por lo anecdótico más que por cualquier otra cosa.

Bob Dylan Billy the kid

Total, que el cantamañanas, digo cantautor,  se puso manos a la obra con la banda sonora y se dejó Knocking on Heaven’s Door para el final, pues si no llega a ser porque Jerry Fielding (contratado por Peckinpah para ayudar a Dylan con la música) le dijo: “oye muchacho, otra cancioncica pal filme que esta de Billy se nos queda en ná”, pues vaya usted a saber. Y así fue como el knock-knock-knocking vio la luz. Y es en esta escena (vídeo) donde todos esos versos que yo tergiversara en su momento toman su sentido literal: el pobre sheriff es disparado de muerte y, consciente de su inminente partida de este terrenal mundo, camina hacia el ocaso en un viaje sin retorno. Ya de nada le sirven su insignia ni sus armas, esa fría nube negra empieza a atraparlo y las puertas del cielo no tardarán en aparecer frente a él.

Y de esta manera -o de cualquier otra- la banda sonora se convirtió en mito, trascendió el lugar del que procedía y tomó su propio rumbo, su propia identidad y se volvió eterna. Sin embargo, la película que la hizo existir quedó archivada sin pena ni gloria, siendo rescatada de vez en cuando porque cierto director salvaje y loco, cierto músico excéntrico y cierta gran canción (vídeo) formaron parte de ella. Qué caprichoso esto de llegar al Olimpo. Y ya no hablemos de quedarse.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s