Con vistillas a la pradera

Es curioso lo que se quiere y se detesta a Madrid. Un día los gatos nos quejamos de lo cutre que es la ciudad, de lo poco que se hace bien en ella. “Mira a los demás con sus fiestas, cómo se lo montan y nosotros no organizamos nada en condiciones”. Caos por doquier y un largo etcétera.

Pero hay días en los que nos sale el espíritu chulapo. Que chulos somos para aburrir. Y de repente en una calle bonita, un gran momento. O simplemente todos los metros se alinean.

Si abriéramos más los ojos nos daríamos cuenta de que no terminamos de conocer a la capital. Nos quedan tantos rincones por descubrir. Pero como es la nuestra no tenemos prisa, los disfrutamos como el buen vino, con los años. Y así pasa que son los de fuera los que a veces nos descubren nuestras pequeñas tradiciones castizas. Hoy he podido disfrutar de una, fuegos artificiales en el retiro por San Isidro. Quién me lo iba a mi a decir, pues un gallego tenía que ser.

Los 15 de mayo son realmente especiales, será por la magia de los claveles que levantan pasiones. Y así hace 2 años, esta vez en un día soleado, empezó algo que fue muy bonito y cuya sensación y metas no deberíamos olvidar.

Madrid, regálame muchos claveles y no dejes de sorprender nunca.

Advertisements

One thought on “Con vistillas a la pradera

  1. pero que bonito!!!
    si es que en madrid teneis de todo (menos mar)
    por cierto, ya me dirás quien es ese gallego, jajajajaja 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s